La suite “Iberia” de Albéniz vista por un británico en 1936

Cerró la tapa del gramófono, que empezó al difundir una vez más las sombrías y amenazadoras notas que sugerían su fondo español: cielos tostados, polvorientos llanos, serranías ásperas, sarcófagos de mármol negro de los difuntos reyes bajo techos artesonados con arabescos, bloques de pisos art noveau frente a los que pasaban chirriando y tintineando achaparrados tranvías, trincornios de charol de la Guardia Civil, almohadillas de cuero lanzadas a la arena bajo carteles publicitarios anunciando remedios para la impotencia y la viruela…Éstas y un centenar más de cambiantes abstracciones cubistas, combinando sus elementos visuales con la pachanga de la música taurina…, y ahora -sobre este paisaje-, abrasados por el sol, camiones, destartalados como jamelgos de picador, subiendo cuestas en primera entre un olor a gasolina…, o ahora, ateridos por el viento helado y tapados hasta las cejas como el abrigado trío de Invierno de Goya, soldados moros conduciendo reatas de mulas por los desfiladeros velados por la nieve…

Este párrafo figura en el ciclo novelístico “Una danza para la música del tiempo”, concretamente en la novela “El restaurante chino Casanova”, dentro del volumen “Verano”. Sobre la extraordinaria obra maestra del británico Anthony Powell “Una danza para la música del tiempo”, según muchos la obra británica más importante del siglo XX, ya figura otro post en este blog.2

El narrador describe lo que oye, en el gramáfono de un amigo. “Cuando llegué, me lo encontré junto al gramófono en el que había puesto un disco de la suite Iberia”.

Y a continuación, hablan de un aristócrata amigo que se va a enrolar en las Brigadas Internacionales. La datación exacta en que la escena ocurre no se menciona en esta obra maestra de Anthony Powell; podemos suponer del contexto y resto de la historia que sería 1936-37.

¿Está España descrita de verdad así en la suite Iberia? ¿Y en qué fragmento, exactamente? Y lo esté o no, ¿cómo entendería esa música una persona culta en la fecha aproximada de 1936-1937?

¿Era de verdad España en 1936 el país de los sarcófagos negros, los negros tricornios, las pinturas negras de Goya? Porque “La nevada” o “El invierno” no es una pintura negra, pero sí, de las de cartones de tapices, de las más tristes. No es casualidad, no, que “El invierno”, que forma parte de una serie de las cuatro estaciones, lo cite Powell dentro del grupo de novelas que recogen el “Verano”, en la segunda de las tres, o sea, en pleno “Verano”, dentro de su ciclo novelístico sobre las cuatro estaciones. Oigo la suite Iberia, y no veo en esa música lo que Nick, el protagonista de la novela, narrador y quizá en parte alter ego del autor, ve. ¿Lo ve porque lo hay, aunque yo no lo vea? ¿Lo ve el narrador, o el autor, porque ve con las gafas del tópico más tópico, aunque sea una persona muy culta y, se supone, con conocimientos más allá de los tópicos?

¿Lo ve con las gafas de la guerra española?

1

Pachanga de toros, todo negro, todo triste, todo amenazador, anuncios de remedios contra la impotencia y la viruela, el calor abrasa y con el frío se anda aterido, naturaleza cruel, represión, Historia negra. Y guerra. España.

España en invierno, en pleno verano.

Uf.

Verónica del Carpio Fiestas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s